OSTEOPATÍA

FISIOTERAPIA

PSICONEUROINMUNOLOGÍA (PNI)

ENTRENAMIENTOS PERSONALES

CLÍNICA DE OSTEOPATÍA, FISIOTERAPIA Y PSICONEUROINMUNOLOGÍA (PNI)

José García Cancela

  • Fisioterapeuta (Universidade da Coruña). Colegiado 1684
  • Osteópata Eur Ost DO (Escuela del Concepto Osteopático). Miembro del Registro de Osteópatas de España nº 553.
  • Certificado en Reeducación Postural Global (Université de Saint Mont).
  • Máster en Asistencia e Investigación Sanitaria (Universidade da Coruña).
  • Especialista en Psiconeuroinmunología Clínica (Natura Foundation).

Pablo Rey Pazos

  • Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (Universidad de A Coruña). Colegiado 60.453
  • Master en Prevención y Readaptación de Lesiones (RFEF).
  • Master en Preparación Fisica en Fútbol (RFEF).
  • Especialista en Prescripción de Ejercicio en Patologias (Universidad de A Coruña).
  • Instructor de Pilates e Hipopresivos.

Osteopatía

La medicina manual que se centra en la persona y no en la enfermedad.

Fisioterapia

Tratamientos que previenen, recuperan y readaptan.

Psiconeuroinmunología

Hábitos de vida para tratar patologías.

Entrenamiento personal

Analiza la condición física a partir de test de aptitud física.

OSTEOPATÍA

¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es una medicina manual sobre la cual se aplica una filosofía terapéutica. Contempla al organismo como un todo indivisible y su tratamiento se centra en la persona y no en la enfermedad. Esto hace que cada tratamiento osteopático sea único e irrepetible aunque varias personas presenten los mismos síntomas, ya que cada paciente es un sujeto único, con una historia única y en un momento concreto de su proceso. La particular filosofía de la Osteopatía actúa como un conjunto unificador de ideas para la organización del conocimiento científico en relación con todas las fases de la salud física, mental y emocional, junto con principios característicos para el tratamiento del paciente.

A través de una exploración meticulosa, que incluye un análisis de postura, marcha y movilidad específica, así como preguntas sobre hábitos de vida, el osteópata trata de localizar las causas del problema (que la mayoría de las veces se encuentran a distancia de la zona del síntoma) y a través de manipulaciones suaves realiza los ajustes necesarios para devolver al cuerpo su capacidad de autorregulación. El osteópata no intenta curar, intenta devolverle al organismo la capacidad de hacerlo por sí sólo. A través de este enfoque, la Osteopatía puede ser la solución final a problemas funcionales y una gran ayuda para mejorar la calidad de vida de personas con patologías orgánicas. En su plan de acción también contempla el orientar a la persona hacia un estilo de vida y alimentación saludables.

La Osteopatía no se especializa en ningún sistema en particular y los estudia todos por igual relacionándolos entre sí. Es por eso que atiende una gran variedad de problemas de salud y recibe pacientes de todas las edades, desde recién nacidos hasta los más mayores. Lo más importante es respetar la individualidad de cada uno y realizar un tratamiento adaptado a la persona y al potencial de respuesta que presente en ese momento único de la consulta. Hay pacientes que llegan a la consulta en un estado de agotamiento crónico y requieren entonces un abordaje particular, que será distinto al de por ejemplo un deportista joven con alto nivel de energía aunque los dos presenten el mismo síntoma.

¿En qué puede ayudar la Osteopatía?

  • Alteraciones musculoesqueléticas: dolores articulares, ciáticas y otros dolores radiculares, tendinopatías, lesiones deportivas y traumáticas, postcirugía, problemas posturales…
  • Alteraciones funcionales del aparato digestivo: reflujo y acidez, hinchazón abdominal, estreñimiento, intestino irritable, flatulencia, ciertos tipos de diarreas, dolor visceral…
  • Alteraciones en la esfera otorrinolaringológica: ciertos tipos de vértigos y tinitus, otitis y otras infecciones de repetición como faringitis, sinusitis…
  • Alteraciones funcionales del sistema urogenital y ginecológico: algunos tipos de dolor de origen renal, cistitis de repetición, incontinencias, leucorreas, amenorreas, dismenorreas, dispareunia, síndrome premenstrual…
  • Sistema inmune: a través de protocolos de tratamiento específico consigue mejorar la inmunidad gracias al incremento del flujo linfático y de leucocitos circulantes, lo que puede ser de ayuda en estadíos infecciosos.
  • Postcirugía: recuperar la calidad tisular después de cirugías de pulmón y corazón, abdominales, articulares…
  • Sistema nervioso: cefaleas, algunos tipos de migrañas, mareos, hiperexcitabilidad, dolor neuropático, ansiedad, atrapamientos nerviosos…
  • Embarazo y postparto: preparación al parto, dolor, problemas circulatorios, desequilibrios en el suelo pélvico…
  • Bebés: descartando siempre primero causa médica: regurgitación, cólico del lactante, irritabilidad, asimetrías craneales y corporales, problemas congénitos (tortícolis, pie equino), otitis de repetición…

Historia y situación actual de la Osteopatía

El padre de la Osteopatía fue un médico norteamericano llamado Andrew Taylor Still (1828-1917). A raíz de la muerte de tres de sus hijos a los que no consiguió curar con la Medicina de la época comenzó su búsqueda de un nuevo abordaje de la salud. Así, en 1874 explicó a sus alumnos por primera vez el concepto osteopático, el cual se basaba en un conocimiento minucioso de la Anatomía para así poder reajustar la estructura del individuo y con ello mejorar su función. De hecho este fue uno de los primeros principios de la Osteopatía: “la estructura gobierna la función”, y Still partió del punto de que si liberaba todos los desajustes estructurales del paciente su fisiología comenzaría entonces a funcionar mejor, conduciendo a la resolución del problema. De esta forma, Still se centró más en el concepto de salud que en el de enfermedad. “El objetivo del médico debe de ser el encontrar la salud, la enfermedad la encuentra cualquiera”, decía.

En 1892 Still funda la primera escuela de Osteopatía en Kirksville (EE.UU): la American School of Osteopathy. Un discípulo suyo, el médico escocés J.M. Littlejohn, fue quien trajo la Osteopatía a Europa en 1917, fundando en Londres la British School of Osteopathy. Más tarde y a raíz de la creación de la Escuela Francesa de Osteopatía por Paul Gény en 1950 comienzan a abrir escuelas por toda Europa.

Desde 1997 el Parlamento Europeo define la Osteopatía como una Medicina No Convencional, e insta a los estados miembros de la Unión Europea a su reconocimiento (Resolución LANNOYE/COLLIN 1997). La misma recomendación ha hecho OMS. En Europa, países como Reino Unido, Francia, Finlandia, Islandia, Portugal, Malta, Suíza… tienen a la Osteopatía reconocida como una profesión sanitaria independiente. En Italia acaba de ser regulada como tal por el Senado (abril de 2016). En el resto del mundo la regulación sigue extendiéndose: Australia, Nueva Zelanda, algunos países del sudeste asiático… En América Latina proliferan las escuelas, y en EE.UU los osteópatas son médicos. En España todavía no hay regulación. De todas formas, en el 2015 ha quedado aprobada la “Norma Europea en Osteopatía” (EN-16686), que ofrece el marco legal en el cual se debe asentar la prestación sanitaria en Osteopatía en los países que aún carecen de regulación. Dicha norma fue presentada en el Parlamento Europeo en 2016.

La Federación Europea de Osteópatas (EFO) es el organismo que representa a la Osteopatía en Europa ante la OMS y aglutina diferentes registros y asociaciones nacionales de osteópatas. La EFO, entre otras cosas, debe velar para que las escuelas reconocidas por los registros de cada país cumplan los parámetros de formación en Osteopatía publicados por la OMS (Benmarcks for training in Osteopathy). En España, el Registro de los Osteópatas de España (ROE) reconoce una serie de escuelas que cumplen estos requisitos (formación entre 5 y 6 años), y los alumnos de éstas recibirán al terminar los estudios el distintivo de “Eur Ost DO” (antiguamente DO), pudiendo ingresar en el ROE. De esta forma, mientras que la Osteopatía carezca de regulación en nuestro país, el paciente podrá corroborar si el osteópata al que acude ha sido formado según los estándares que dictamina la OMS.

¿QUÉ ES LA PSICONEUROINMUNOLOGÍA (PNI)?

En los últimos 30 años se han multiplicado las investigaciones científicas que establecen categóricamente que los pensamientos, emociones y comportamientos modulan y median en las funciones neurológicas, endocrinas e inmunológicas. Estos tres sistemas están a su vez en constante conexión y pueden recibir información de los otros sistemas a través de moléculas mensajeras, y del correcto funcionamiento de toda esta red depende la homeostasis del organismo. Así, el científico George F. Solomon define la Psiconeuroinmunología (PNI) como “un campo científico interdisciplinar que se dedica al estudio e investigación de los mecanismos de interacción y comunicación entre el cerebro (mente/conducta) y los sistemas responsables del mantenimiento homeostático del organismo, los sistemas: nervioso (central y autónomo), inmunológico y neuroendocrino, así como sus implicaciones clínicas”.

En la práctica, la PNI busca en el paciente hábitos de vida que puedan estar detrás de los mecanismos de acción de su patología. En la época actual, los principales estresores para la salud humana son el estrés crónico, la alimentación moderna, el sedentarismo, los desajustes emocionales, la desregulación del biorritmo, ciertos factores ambientales y la exposición prolongada a tóxicos. Cualquiera de estos factores tiene potencial para producir una respuesta de los sistemas neuroendocrino e inmunológico que silenciosamente puede conducir a la enfermedad.

El hilo conductor que sigue la PNI es la Biología Evolutiva. Sostiene que en la vida moderna los hábitos del ser humano entran en conflicto con el contexto en el cual el organismo fue creado hace millones de años, y estos hábitos han cambiado mucho más deprisa que las adaptaciones de nuestros genes. Claro que no pretende devolver el hombre a las cavernas y hacerlo de nuevo cazador-recolector, pero establece que el regreso a un estado óptimo de salud puede pasar como mínimo por bajar el nivel de estrés, dormir de noche y estar despierto de día, hacer actividad física en contacto con la Naturaleza y cuidar la alimentación, entre otras cosas y según cada caso particular.

La PNI contempla entonces el cuerpo como un todo indivisible y acepta la interrelación cuerpo – mente, tan cuestionada por la Medicina convencional. A través de una completa entrevista que incluye diversos cuestionarios validados por la comunidad científica, busca en la fisiología del paciente el origen del problema y elige el abordaje más adecuado para ese caso en particular. Así, las principales intervenciones tienen como diana el manejo del estrés (que se puede hacer de diversas maneras), la corrección alimentaria, la prescripción de ejercicio físico específico por patología y la regulación del biorritmo, entre otras. En la PNI no se prescriben medicamentos (a menos que el profesional sea médico y decida hacerlo), aunque se pueden utilizar suplementos dietéticos para conseguir mejorías más rápidas.

FISIOTERAPIA

Prevención, recuperación y readaptación

La fisioterapia es una disciplina de la salud que mediante el uso de agentes físicos (movimiento, frío, calor, electricidad…) busca la prevención, recuperación y readaptación de problemas susceptibles de recibir tratamiento físico. Ofrece una interesante alternativa terapéutica no farmacológica para diversos tipos de dolencias, posee un campo de conocimiento científico específico y su fin último ha de ser siempre el alcanzar la máxima funcionalidad posible con cada paciente. En la práctica clínica del día a día esto se traduce sobre todo en el alivio del dolor, recuperación de la capacidad de movimiento y reaprendizaje funciones perdidas.

La fisioterapia tiene un amplio campo de acción, entre lo que destaca lo siguiente:

  • Deporte: lesiones agudas y readaptación.
  • Lesiones traumatológicas: accidentes de tráfico, laborales…
  • Neurología: ictus, lesión medular, traumatismo craneoencefálico, parálisis cerebral, enfermedades degenerativas…
  • Geriatría: complicaciones del envejecimiento, osteoporosis, artrosis, falta de movilidad, fatiga…
  • Cardiovascular y pulmonar: preparación a cirugía, postcirugía, readaptación al esfuerzo, ejercicio terapéutico, capacidad respiratoria…
  • Ginecología: incontinencias, prolapsos…
  • Pediatría.

ENTRENAMIENTOS PERSONALES

Un Entrenador Personal es un profesional de la salud que utiliza una evaluación y entrevista individualizada para obtener, motivar, educar y desarrollar la prescripción de ejercicio físico seguro y efectivo, de acuerdo al estado de salud, capacidad, necesidades y metas del cliente. Además, va a determinar si el cliente debe ser derivado a otro profesional de la salud, en función de los factores de riesgo presentes en cada caso.

Se debe de conocer los límites de su propia especialización, de modo que si un un Entrenador Personal sospecha que uno de sus clientes tiene una dolencia que podría hacer desaconsejable un programa de ejercicios, deberá derivar al profesional adecuado para tratar su problema. Es conveniente exigir profesionales cualificados, ya que el ejercicio físico debe prescribirse en la dosis correcta para maximizar sus beneficios y minimizar los efectos secundarios perjudiciales.

El entrenador personal analiza la condición física de sus clientes a partir de test de aptitud física, pacta las metas tanto de mejora de la condición física como de la salud en un marco temporal, donde se valorará los resultados obtenidos a partir del entrenamiento individualizado. El entrenador personal diseña un programa de entrenamiento adaptado a la condición física y los objetivos que desea alcanzar el cliente.

SERVICIOS:

  • Ejercicio Físico Saludable, Entrenamiento Funcional.
  • Ejercicio para Poblaciones Especiales (embarazo y post-parto, dolor de espalada crónico, fibromialgia, obesidad infantil y adulta, patologías cardiovasculares, 3ª edad, cancer, etc.).
  • Prevención y Recuperación Funcional de Lesiones.
  • Psicomotricidad y Desarrollo Motor (niños y adolescentes).
  • Pilates - Hipopresivos.
Clínica armo - Osteopatía

Contacta con nosotros

Clínica Armo

No dudes en contactar con nosotros para cualquier tipo de consulta relacionada con nuestros servicios de osteopatía, psiconeuroinmunología o fisioterapia.

He leído y acepto la política de privacidad